Firmar una hipoteca es una de las decisiones financieras más importantes de la vida y es por ello que debemos tener conocimiento de lo que implica, de qué depende,  etc.

Aunque cada día son más las hipotecas con interés fijo que se firman en España, aún sigue predominando el tipo variable, siendo por excelencia el Euribor el más aplicado, aunque también existen otros como el  IRPH (Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios), un interés más caro y manipulable que lo ha llevado a ser condenado por la justicia en numerosos casos en la actualidad.

Diferencias entre IRPH y euríbor

Existen diferencias bastante importantes a la hora de calcular uno u otro índice. Así, mientras el IRPH se obtiene como resultado de una media que incluye las diferentes ofertas hipotecarias comercializadas por una serie de entidades financieras (Bancos, Cajas de Ahorro, conjunto de entidades y el IRPH de la deuda pública) en un momento de tiempo determinado, el Euribor es el tipo al cual las entidades formalizan préstamos entre sí en el mercado interbancario de la eurozona.

Las últimas sentencias judiciales anulando el IRPH debido a la manipulación que de él hacían muchas entidades financieras han hecho que este indicador ya no sea una alternativa a la hora de escoger las condiciones de nuestros préstamos hipotecarios. Pero, ¿qué puedo hacer si todavía tengo este índice como referencia en mi hipoteca?

Los afectados pueden optar por tres alternativas para pasar de IRPH al Euribor: 

  1. Novación de hipoteca

Una de las formas más sencillas de eliminar el IRPH y cambiar a Euribor actual es mediante un acuerdo con la entidad bancaria. La modificación de las condiciones del contrato hipotecario no es gratis y tampoco obligatoria para la entidad, por lo que puede rechazarla. Pero en caso de llegar a un acuerdo puede ser favorable para el cliente.

  1. Subrogación de hipoteca

Si la entidad no está de acuerdo en modificar las condiciones del contrato hipotecario, se puede plantear la posibilidad de cambiar la hipoteca de banco para pasar la hipoteca a Euribor.

Al igual que la novación, la subrogación también tiene unos costes, pero a diferencia de la anterior no se necesita solicitar permiso a la actual entidad para ejecutar el cambio.

  1. Demanda judicial contra la entidad

Otra opción es interponer una demanda a la entidad. Cada vez existen más sentencias que están declarando nulo este índice de referencia. Para que un tribunal declare nulo este índice, el cliente debe demostrar que el banco fijó el IRPH en su hipoteca de forma poco transparente, sin explicarle en qué consistía y sin darle la oportunidad de elegir otra opción. Además, su carácter manipulable también está siendo motivo recurrido por los jueces para anular el índice.

Sea cual sea la opción elegida, la mejor y más confiable es contar con la ayuda de profesionales. En VRL ABOGADOS somos especialistas en todos los aspectos relativos a préstamos hipotecarios. Confíe en nosotros y trabajaremos juntos para que su hipoteca tengas las mejores condiciones.