De acuerdo con la sentencia 705/2015 del Tribunal Supremo, aquellas cláusulas que establecen que los gastos de formalización de la hipoteca deben ser sufragados unilateralmente por el cliente tampoco se ajustan a derecho. La sentencia establece que este tipo de cláusulas son abusivas, y entiende que este tipo de gastos deberían costearse de forma compartida entre el cliente y la entidad bancaria.

Concretamente, la sentencia se refiere a los gastos de la notaría, la inscripción de las escrituras hipotecarias en el Registro de la Propiedad, los costes de la gestoría y el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados).

Por ello, dada la polémica y la repercusión de dicha sentencia en tanto en cuanto son miles las personas afectadas que en su día pagaron estos gastos por su hipoteca, desde VRL Abogados sintetizamos un poco la información para los interesados, además de prestar el servicio de reclamación de los gastos, matizando que en su mayoría, las sentencias de reclamaciones llegadas a la vía judicial, son positivas para los reclamantes.

¿Qué gastos son los que hay que reclamar?

Los gastos que se pueden reclamar son los correspondientes a:

– La gestoría, siempre y cuando la impusiera el banco.

– El notario. Antes de llegar al registro, la escritura de la hipoteca, como de la vivienda, se firma ante notario.

– El Registro de la Propiedad, donde se registra la hipoteca.

– El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

– Tasación de la vivienda.

Estos gastos varían según la Comunidad Autónoma, la entidad bancaria y el año de constitución de la hipoteca.

¿Cómo reclamar y qué documentación se debe presentar?

Lo primero es realizar una reclamación extrajudicial directamente en el banco; si rechaza la reclamación, hay que ponerse en manos un experto, incluso mejor dar este paso antes de iniciar las gestiones con nuestro banco, pues nos asesorarán sobre trámites, cálculos de los gastos a devolver, etc.

Para poder reclamar los gastos de formalización de hipoteca, las personas interesadas en recuperar su dinero necesitan la siguiente documentación:

Copia de la escritura del préstamo hipotecario que debió facilitarles el banco cuando tramitó la inscripción de la escritura. En caso de no disponer de ella, podrán dirigirse a la notaria donde firmaron el préstamo hipotecario y solicitar una copia.

Facturas de notaría, registro, gestoría. La gestoría o la entidad bancaria entrega estas facturas una vez han tramitado el préstamo hipotecario. En caso de no disponer de las facturas, podrán dirigirse a la gestoría que tramitó el préstamo y pedir copia de todas las facturas. Si la gestoría no ha guardado copia de todos los documentos, entonces deberán pedirlos de manera individual a la notaria, al registro y a la gestoría.

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (Modelo 600 o 601).  Dicho documento también lo facilita la gestoría, y en caso contrario, deberán dirigirse a la oficina liquidadora de la Comunidad Autónoma donde se firmó el préstamo.

¿Cuánto se puede recuperar y hasta cuándo se puede reclamar?

Depende de cada hipoteca, de los gastos notariales… Pero a modo de ejemplo, para una hipoteca de unos 150.000 euros corresponden unos 3.000 euros; para una de 200.000 euros, unos 4.000 euros.

El plazo de reclamación es hasta el 24 de diciembre de 2019, fecha en la que se cumplirán cuatro años desde el fallo del Supremo.

 

Para más información a las personas interesadas en reclamar, en VRL Abogados estamos a su servicio para atenderles.