Intereses de demora, cesión del crédito, redondeo al alza y un largo etcétera. Las entidades bancarias han incorporado al texto de sus préstamos hipotecarios infinidad de cláusulas y, además de las cláusulas suelo de las que ya hemos hablado en anteriores posts, existen una serie de cláusulas hipotecarias que durante el último año la Justicia ha considerado abusivas. Te mostramos a continuación un detalle de las mismas para que revises bien tu hipoteca y pongas remedio si encuentras que la misma se acoge a una de ellas:

  • Finalidad del préstamo

Se refiere a la finalidad con la que nosotros firmamos nuestra hipoteca en un inicio. Existen préstamos en los que prohíbe a los clientes que el fin sea distinto al inicial, es decir, si firmamos nuestro préstamos para la compra de una vivienda en la que vamos a habitar nosotros no podemos alquilarla en un futuro hasta terminar de abonar el préstamo o montar en ella una consulta, por ejemplo.

  • Intereses de demora

En junio del pasado año 2016, el Tribunal Supremo estimó el recurso de un consumidor que consideraba abusivo el interés de demora del 19% firmado con su entidad bancaria. Aunque en 2013 fueron regulados legalmente, la medida no tenía carácter retroactivo. En la sentencia del pasado año, estableció que debía considerarse nulo cualquier interés de demora de un préstamo que superase en más de dos puntos el interés remuneratorio.

  • Asunción de costas y otros gastos

Existen cláusulas que también incluyen los costes derivados de la formalización del contrato como intervención registral, pago de tributos bancarios, gastos procesales o pago de honorarios del abogado contratado por el banco en caso de incumplimiento del contrato. El pago de las costas se trata de una obligación legal, aunque en numerosos procedimientos los letrados designados por la entidad bancaria tienen unos honorarios muy elevados que han de sumarse a la deuda del cliente.

  • Vencimiento anticipado del préstamo

Permite a la entidad bancaria declarara vencido anticipadamente el préstamo antes del plazo pactado, reclamando la cuantía económica que se adeude. Desde mayo de 2013, la Justicia las declara nulas y únicamente admiten su validez cuando se trata de un incumplimiento grave por parte del cliente.

  • Redondeo al alza

El Tribunal Supremo declaró abusiva esta cláusula en 2011 y si la suma del tipo de interés de referencia y el margen o diferencial no fuera múltiplo exacto de un octavo de punto porcentual, el tipo de interés resultante se redondeará al múltiplo más cercano de dicho octavo de punto porcentual.

  • Fórmula de cálculo de interés 360/365

Ya ha sido declarado nulo por la Audiencia Provincial de Pontevedra y consiste en utilizar para el cálculo del interés diario el año comercial de 360 días, aunque realmente los días reales sean 365.

  • Fuero

Existen préstamos hipotecarios en los que la entidad bancaria incluye una región determinada de España a la que acudir en caso de litigio, que conviene a la misma y que hace a los clientes tener que desplazarse para acudir a los Tribunales, con el coste que esto implica.

  • Cesión del crédito

El Juzgado de Barcelona ya ha marcado jurisprudencia suspendiendo una ejecución hipotecaria una vez se pudo comprobar que la hipoteca había sito titulizada y que el banco no era el titular del crédito, por lo que carecía de legitimidad activa para reclamar la deuda.

  • Cuota final

Consiste en pagar únicamente una cuota de intereses y no amortizar nada de capital hasta que llegue la última cuota. En algunos casos, se vendió bajo el atractivo de cuotas más reducidas, sin advertir del especial riesgo de que, una vez pagado el préstamo y llegado el ansiado momento de la última cuota, la misma no podría hacerse frente debido a su elevado coste.

  • Cláusulas suelo

Se trata de una cláusula que establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca, aunque los intereses variables que se han acordado con la entidad financiera estén por debajo. Tras el dictamen emitido por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado mes de diciembre, es obligatorio que todas las entidades bancarias devuelvan a sus clientes los importes cobrados por este tipo de interés, considerado abusivo y, por tanto, ilegal

Desde VRL Grupo Abogados te recomendamos que revises bien las cláusulas de tu hipoteca y, si te encuentran ante alguno de estos casos, conciertes una cita con nosotros para que la estudiemos en detalle y realicemos todos los trámites oportunos para que recibas el dinero que te corresponde. Llámanos al 957 511 972 o 606 381 948, o escríbenos al correo electrónico abogado@vrlabogados.com