Si en algún momento de nuestras vidas tenemos que acudir a algún Tribunal de Justicia, bien sea como acusados o como testigos, es imprescindible tener en cuenta una serie de normas de comportamiento y vestimenta fundamentales que rigen en estos lugares y que, de no cumplir, pueden conllevar que nos aplacen la fecha acordada o traer consigo más de un quebradero de cabeza.

VESTIMENTA

En el caso de la vestimenta, es fundamental que acudamos con una ropa correcta y respetuosa. ¿La causa? Todos somos conscientes de que nuestra ropa habla por nosotros antes que nuestras palabras y la declaración de cualquier testigo, por ejemplo, ha de tener siempre la misma credibilidad y no se menos creíble por acudir en bañador o pantalón corto.

Por ello, se recomienda, para los hombres, vestir con pantalón largo y camisetas o camisas de manga corta o larga y que no expongan palabras o imágenes ofensivas, vulgares, racistas, machistas, grotescas o impropias. Por su parte, a las mujeres se les recomienda no acudir con minifalda excesivamente corta o ropa muy ajustada. No se permitirá llevar gorra o gafas de sol dentro de la Sala, así como ropa sucia o desgarrada. Existe la posibilidad de que, de no cumplir con las citadas normas, el juez pueda dictar aplazar el juicio para una fecha posterior.

CONDUCTA

Pero, además de la vestimenta, la conducta también es muy importante. Detallamos a continuación algunas normas básicas:

  • Es esencial llegar puntual, por lo que te recomendamos que acudas con una antelación mínima de 30 minutos para cualquier inconveniente que pueda surgir en el camino.
  • Ante todo, el Juez es la máxima autoridad en la Sala. Ponte en pie cuando entre y salga de la Sala. Hay que dirigirse al mismo como ‘Su Señoría’ y en ningún momento se le puede faltar el respeto. Te recomendamos que no inicies una discusión con él si hubiese algún malentendido, busca la oportunidad para aclararlo utilizando las mejores formas.
  • Permanece siempre a una distancia mínima de medio metro del Juez y no pongas los brazos sobre el estrado.
  • Al resto de asistentes, dirígete de ‘usted’ y, a los agentes del Cuerpo de Policía asistentes, como ‘agente’.
  • No olvides ir acompañado de tu documentación de identidad, DNI y carnet de conducir, así como las pruebas que necesites aportar.
  • No te acerques a declarar acompañado de tus objetos personales.
  • No leas libros, periódicos o revistas durante el Juicio, permanece atento.
  • No se permiten gestos o palabras ofensivas, machistas o racistas a menos que en tu declaración sea necesario reproducir las mismas como testimonio.
  • No se permite comida o bebida dentro de la Sala.
  • Apaga tu teléfono móvil antes de entrar.
  • No hables a la vez que Juez, abogado u otro funcionario del Juzgado o distraigas a los mismos. Evita murmurar.
  • Responde siempre de manera clara y concisa, mirando a los ojos de quien te pregunte. Si no se entiende la pregunta, pide que la reformulen de manera adecuada. No respondas a preguntas que no sean formuladas a tu persona directamente.
  • No entres o salgas de la Sala si no es realmente necesario.

Recuerda que el lenguaje corporal también es muy importante, intenta evitar las manos o piernas cruzadas. Y, ante todo, no olvides que si decides acudir sin abogado puedes salir perjudicado si no tienes conocimientos en la materia. Una vez entre en la Sala, serás tú mismo quien deba conocer las reglas del procedimiento, pruebas, reglamento o presentación del caso ya que nadie puede representarte ni protegerte durante el Juicio. Si necesitas más información, no dudes en consultarnos a través de los números de teléfono 957 511 972 o 606 381 948, o escríbenos al correo electrónico abogado@vrlabogados.com