Durante el primer semestre de 2016 se registraron un total de 320.721 accidentes laborales con posterior baja, un 6,7% más que en el mismo periodo del año anterior según datos facilitados por el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social. Encabeza la lista el sector de la industria extractiva y la Comunidad Autónoma de Baleares. Por su parte, en 2015 se detectaron un total de 24.636 enfermedades causadas por el trabajo, según datos de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. En total, se han registrado una media de 330.782 bajas por incapacidad laboral.

Tras una incapacidad laboral, bien sea por accidente de trabajo o por enfermedad ajena al mismo, llega la hora del alta médica pertinente pero ¿estamos siempre de acuerdo con la decisión adoptada por el profesional médico? ¿Puede ser un alta médica indebida? Bien sea a través del médico de familia o de los servicios de inspección de Servicio de Salud de cada Comunidad Autónoma o de la mutua de accidentes correspondiente, una vez expedida el alta médica podemos plantear una impugnación si no estamos conforme con dicha decisión.

 

¿CUÁLES SON LOS PASOS A SEGUIR PARA LA IMPUGNACIÓN DEL ALTA MÉDICA POR INDEBIDA?

Lo primero que hemos de hacer es enviar un escrito de reclamación al organismo que ha emitido dicha alta laboral para lo que contamos con un plazo aproximado de once días según lo establecido en el artículo 71 de la Ley de Jurisdicción Local. Posteriormente, la Administración resolverá en un plazo máximo de siete días y, en caso de ser desestimada, podremos interponer, en un plazo máximo de veinte días, una demanda ante el Juzgado de los Social de la Provincia pertinente.

Estos plazos son para las altas que tienen lugar durante los primeros 365 días de la baja. Si, por el contrario, el alta de produce tras agotarse los primeros 365 días de la baja, se podrá interponer directamente la demanda judicial.

En todo este proceso es indispensable contar con un especialista en la materia que, con los informes médicos pertinentes, realice todas las acciones pertinentes y teniendo en cuenta que mientras dure todo este proceso deberá reincorporarte a tu puesto de trabajo para evitar el despido por parte del empresario. ¿Necesitas que un asesor especializado se ocupe de tu caso? Ponte en contacto con VRL Grupo Abogados a través de los números 957 511 972 o 606 381 948, y en el correo electrónico abogado@vrlabogados.com y te asesoraremos en todo lo necesario.